Empieza el otoño con buen pie

Hola de nuevo: ¿Cómo estas?

Sí, lo sé, tengo devoción por los pies, pero es que le hemos dado tan poca importancia en nuestra cultura, los hemos y seguimos castigándolos tanto! que tengo que hacer lago al respecto, a ver si lo consigo.

En verano llevamos los pies mas descubiertos, caminamos con mayor frecuencia descalzos, parece que estamos mas en contacto con ellos y en consecuencia con la tierra, con la sensación de sostén. Llega el otoño y comenzamos a llevar calzado mas estrecho, muchas veces compramos los zapatos por su estética y no por su comodidad, me siguen sorprendiendo el desastre de pies que veo a diario, somos prisioneros de nuestros zapatos. Nuestros pies están sometidos al estuche en los que los introducimos cada mañana y sus pobres dedos han renunciado a su forma natural. La complejidad anatómica y funcional del pie nos invita a que les cuidemos con sumo mimo puesto que sus lesiones y falta de capacidad funcional nos llevara  a desarrollar en un futuro no muy lejano (quizás los tengas ya) problemas circulatorios, de rodillas, de dolor de espalda  e incluso de cuello entre muchos otros. Y a las mujeres os digo que otro día hablamos de los tacones, de nuestra feminidad y que nuestro status social no dependen de un par de tacones.

pies-bodywisdom

Pero no me resigno en mi cruzada de devolver a los pies su inmenso potencial y capacidad para que nos lleven a través de la vida te propongo unos ejercicios muy sencillos que si los realizas a diario te vas a sorprender de la mejora que vas a obtener. Los dedos y la planta de los pies comenzaran a desplegarse, a ensancharse y te devolverán las sensaciones pérdidas de fuerza y soporte cada día. 

Cuéntame cómo te han ido y si necesitas mas información en las clases de INTELIGENCIA CORPORAL la obtendrás en nuestra web.

INTELIGENCIA CORPORAL:  Trabajando en la planta de los pies, estimulando los baroreceptores

VIDEO 1: Inteligencia corporal: Pies – parte 1

VIDEO 2: Inteligencia corporal: Pies – parte 2

VIDEO 3: Inteligencia corporal: Pies – parte 3

Como siempre un placer compartir contigo

¡Ah! y buen otoño

Hasta el próximo post

Un abrazo

Bibiana